‘La Esquina de Tasca’ en Santoña. Turismo Gastronómico

‘La Esquina de Tasca’ en Santoña. Turismo Gastronómico

Santoña cuenta con una excelente oferta gastronómica en la que la anchoa tiene una importante presencia. ‘La Esquina de Tasca’ ofrece calidad a buen precio.

Aprovechando un viaje que hicimos a Bilbao fuimos a pasar el día a Santoña. Queríamos  comer bien, sobre todo anchoas, y disfrutar de una de las más antiguas villas marineras de Cantabria. El trayecto es de 70 km, se hace corto porque se disfruta de un maravilloso paisaje. Cuando estás llegando se pueden observar parte de las marismas de Santoña, Victoria y Joyel, son más de 4.000 hectáreas de alto valor ecológico.

Al llegar dimos un paseo por las calles, en las que hay diferentes establecimientos donde comprar las fantásticas anchoas, o también probarlas en los bares y restaurantes.  Al mismo tiempo íbamos mirando sitio para comer de menú y fuimos a ‘La esquina de Tasca’, nos habían hablado del sitio y nos gustó mucho nuestra experiencia gastronómica.

Gastroexperiencia

‘La Esquina de Tasca’ está en el centro, se puede comer de menú y también ofrecen una carta muy completa, tienen comida de calidad a muy buen precio. Siempre está lleno así que os recomiendo que vayáis pronto a apuntaros porque hay lista de espera. Antes de comer pedimos una tapa de ‘Rabas’ y otra de ‘Anchoas de Santoña’. Me encantan las anchoas, comerlas con el pan que veis en la foto y un poco de vino fue toda una delicia.

El menú son 12,50€, ofrecen 5 o 6 platos a elegir de primero y otros 5 o 6 a elegir de segundo. De primero uno de los comensales comió ‘Alubias con gambón’ y el otro comensal probó ‘Puding de anchoas’. Terminamos con unos ‘Pimientos rellenos de queso y bonito’. La comida es casera elaborada con materia prima de calidad, comimos tan bien que no nos quedó hueco para el postre. También disponen de menú infantil aquí tenéis la web de ‘La Esquina de Tasca’ para ver más detalles.

Desde el primer momento el servicio fue excelente y nos gustó mucho la amabilidad con la que nos trataron. Después de comer fuimos al puerto y descubrimos la posibilidad de pasear en barco con el Villa Fuica, eso lo podréis leer en el próximo post «Santoña desde el mar». Os dejo con una imagen del mar captada desde el puerto de esta preciosa villa marinera.

 

el-mar-en-santona

No hay comentarios

Publica un comentario