‘Casa Gallinera’ una casa rural con encanto. Turismo de Interior

‘Casa Gallinera’ una casa rural con encanto. Turismo de Interior

Situada en La Vall de Gallinera, esta casa rural es un refugio para el relax. Disfrutas de un entorno inigualable, de los atardeceres desde la piscina y de unos desayunos caseros muy especiales.

La Vall de Gallinera está en el norte de la provincia de Alicante, en la comarca de la Marina Alta. Cuando empiezas a recorrer el Valle, no escuchas nada, el silencio y contemplar las montañas hace que desconectes. Fuimos en verano y elegimos quedarnos en Benissivà, uno de los 8 núcleos urbanos que conforman este maravilloso valle, allí se encuentra la casa rural ‘Casa Gallinera’.

Llegamos a la casa rural y nos recibió uno de sus dueños. En la primera toma de contacto nos dimos cuenta del excelente trato que ofrecen los propietarios. Te dan la llave, te muestran la habitación y las estancias compartidas, y te hacen sentir en tu casa. Nosotros nos alojamos en la habitación ‘La Solana’, es muy bonita y está decorada con mucho encanto, lo más importante para nosotros es que hay tal silencio que duermes muy bien, te vas completamente relajado. Cualquiera de sus siete estancias nos hubieran gustado, podéis saber más de las instalaciones visitando su web. Por las mañanas hay servicio de habitaciones, la limpian y hacen la cama, el huésped sólo se preocupa de descansar.

La joya en los meses de verano es la piscina y sus vistas a la montaña de La Foradà. El paisaje es todo un espectáculo en los diferentes momentos del día. Nosotros no nos podemos olvidar del momento de estar tumbados en la terraza de la piscina, contemplando el maravilloso atardecer, lo podéis ver en las fotografías. ¡Es el relax!

Otro espectáculo, en este caso gastronómico, son los desayunos que preparan sus dueños.  Tienen su propio huerto y aprovechan sus productos para elaborar mermeladas.  En la foto podéis ver un yoghurt con mermelada de lavanda y manzana, toda una delicia para el paladar. El pan también lo hacen ellos, y todo se sirve en mesas perfectamente arregladas. Mientras desayunas sólo escuchas a los pájaros y disfrutas de las vistas a La Foradà, que son todo un lujo.

Escribir un deseo en el árbol que hay en la Casa Gallinera, conocer los pueblos y su gente, comer un arroz al horno y sobre todo pasear por los campos de cerezos, es lo que hicimos en nuestra estancia. Aquí os dejo el enlace a la web del Ayuntamiento para consultar más sobre la Vall de Gallinera. Aunque cualquier momento es bueno para hacer turismo en esta zona, os recomiendo visitarla en marzo cuando los cerezos están en flor, o en la época de recolección de las cerezas.

Nosotros hemos visitado en varias ocasiones la casa rural ‘Casa Gallinera’ y ya la consideramos nuestro refugio para el relax.

2 Comentarios
  • Mayte Lluch Fito
    Publicado a las 22:02h, 07 junio Responder

    Deu ser espectacular Carol…perdre’t en eixe entorno amb la persona que estimes. Ho probaremos. Moltes gràcies bonica.

    • Carolina Femenia
      Publicado a las 09:27h, 08 junio Responder

      Moltes gràcies per llegir els meus post, és la millor recompensa ! Sé que t’agradarà anar, el lloc és preciós i molt romàntic. Que tingues un bon dia.

Publica un comentario