Castillo de Benisanó . Turismo cultural

Castillo de Benisanó . Turismo cultural

Está considerado castillo- palacio porque se conjugan fortaleza y residencia señorial. Fue edificado en la segunda mitad del siglo XV y junto con los portales de la localidad, hacen de Benisanó un pueblo con encanto.

Había oído hablar del Castillo de Benisanó incluso había visto algunas fotografías que llamaron mi atención para visitarlo y contaros mi experiencia turística. La localidad está en la comarca de «Camp de Túria», a menos de 30 km de Valencia. Cuando llegamos aparcamos en la carretera principal, y lo primero que encontramos en nuestra visita fue el Portal de Bétera. Benisanó antiguamente estaba rodeado por tres lienzos de murallas y en cada uno había torres y un portal. Actualmente no están las murallas pero sí los tres portales, que están restaurados manteniendo su estado original, son el Portal de Llíria, el de Bétera y el de Valencia.

El más cercano a la carretera es el Portal de Bétera, lo cruzamos y empezamos a caminar por el casco antiguo del pueblo. Son calles un poco estrechas y en algunas casas los vecinos tienen en sus puertas macetas con plantas que le dan más encanto a la población. Llegamos al castillo y ya desde fuera impresiona su belleza y lo bien conservado que está.

Visita al ‘Castillo de Benisanó’

Empezamos la visita en el patio de armas, allí Begoña la guía nos contó que el Castillo es de 1480. Se construyó sobre una antigua alquería llamada Benixanut. Después pasamos a las caballerizas, el vestíbulo, la cocina y la celda de castigo.

Subimos a la planta noble, allí nos detuvimos en la denominada sala noble que fue restaurada en 1900 y mantiene la decoración original. Es una sala muy señorial en la que destacan el techo, el friso repleto de escudos y un tapiz actual con el escudo original de Benisanó. Además preside la sala una vidriera policromada, que recuerda el paso por la localidad del rey Francisco I, después de perder la batalla de Pavía en 1525. Actualmente la sala noble se utiliza para recepciones y bodas civiles. Begoña también nos mostró la habitación en la que se instaló el rey durante los 18 días que estuvo en Benisanó.

Sala noble

En esta planta también pudimos ver una cocina del siglo XX, es más reciente porque pertenece a la época en la que los propietarios eran los Marqueses de Monistrol, entonces acondicionaron el castillo para veranear. Mientras recorres esta planta disfrutas del gran valor de los techos decorados y los suelos de cerámica de Manises y de Nolla de Meliana.

Después de la visita guiada se puede caminar por el paseo de ronda y el foso. Fuera, pegado al castillo, se encuentra el Portal de Llíria, si lo cruzáis desde la otra parte también tenéis otra perspectiva del castillo muy recomendable para hacer fotografías. Si vais con niños allí encontraréis un parque para que puedan jugar.

El horario de las visitas es los domingos de 11:00h a 14:00h, no hace falta reservar. El precio es de 3€ los adultos, 1,5€ menores de 10 años, 2€ los jubilados y con «carnet jove». El precio incluye la visita guiada, os la recomiendo porque Begoña os va contando la historia y anécdotas que os ayudaran a conocer más sobre el Castillo de Benisanó.

Después de la visita nos fuimos a comer paella valenciana al Restaurante Levante allí en Benisanó, pero eso os lo cuento en otro post.

No hay comentarios

Publica un comentario